Autor Tema: Vuelta por Cuyo del 01/09 al 09/09/18  (Leído 402 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Cancorcha

  • Full Member
  • ***
  • Mensajes: 217
  • Desde: General Deheza - Córdoba
Vuelta por Cuyo del 01/09 al 09/09/18
« : agosto 22, 2018, 22:32:46 pm »
El sábado 01/09 partimos en un viajecito de una semana que nos llevará por Córdoba, los llanos de La Rioja, San Juan, Mendoza y San Luis. En total calculamos serán unos 2.600 km, en los que andaremos por ruta y ripio.
Para el viaje completo, hasta ahora, somos 3. Los mismos tres que fuimos al norte de Uruguay y al sur de Brasil en Noviembre del año pasado. Miguel en la F 700, Gabriel en la Tornado y yo, que ahora cambié de monta, en una Sertao. Eventulamente se podría sumar, parcialmente, un cuarto paticipante (Juan) en una Super Tenere 1200. Es parcialmente porque solo se sumaría 2 días. Se darán cuenta que son motos dispares, pero todos tenemos la misma pasión por los caminos y eso nos iguala.

En esta oportunidad, salimos de casa en la moto; no como el viaje pasado que hicimos 500 con las motos en el carro.
Nos está preocupando un poco que el frío no afloja. Nosotros pensábamos que, a esta altura del partido, el solcito iva a hacer sentir más su prescencia. Por ahí parece que va a comenzar a hacer calorcito, pero al día siguiente nos vuelve a la realidad con una helada.
SI a alguien le interesa sumarse, me chifla.
Al igual que en el viaje anterior, les narraré el viaje, les subiré fotos y al final habrá video.
Slds
Cancorcha
No vine a este mundo para ser perfecto, vine para ser feliz

Desconectado gustavo46

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 1.231
  • Desde: Santa Fe
Re:Vuelta por Cuyo del 01/09 al 09/09/18
« Respuesta #1 : agosto 23, 2018, 06:51:10 am »
Buenas rutas !!!
Esperamos fotos y el excelente relato del viaje.

Desconectado luchocba

  • Jr. Member
  • **
  • Mensajes: 87
Re:Vuelta por Cuyo del 01/09 al 09/09/18
« Respuesta #2 : agosto 23, 2018, 12:45:33 pm »
Hola Cancorcha como estas?
que lindo viaje loco!!


No se si tienen previsto pero de ser posible en San Luis pasen por San Francisco del monte de Oro, dicen que es el lugar mas lindo de ahí


Por otro lado nosotros fuimos hasta Merlo (desde Cba) el feriado del 09/07 que hizo un friazononon acá y la única forma que fue posible el viaje es gracias a las manoplas/cubre puños esas de telas que vienen que generalmente usan los delivery, eso nos salvo las manos, es increíble como safas con eso, obvio que doble guante jajaja y arriba de todo el equipo de lluvia, otro gran invento para el frio (y para la lluvia jaja) ya que no te pase el viento


Espero sea de utilidad
Buen viaje
Abz


Estas son las manoplas que digo (o similares)


https://articulo.mercadolibre.com.ar/MLA-620644834-cubre-manos-frio-abrigo-impermeables-termicos-flete-fasmotos-_JM




Desconectado Cancorcha

  • Full Member
  • ***
  • Mensajes: 217
  • Desde: General Deheza - Córdoba
Re:Vuelta por Cuyo del 01/09 al 09/09/18
« Respuesta #3 : agosto 23, 2018, 13:40:10 pm »
Hola Cancorcha como estas?
que lindo viaje loco!!


No se si tienen previsto pero de ser posible en San Luis pasen por San Francisco del monte de Oro, dicen que es el lugar mas lindo de ahí


Por otro lado nosotros fuimos hasta Merlo (desde Cba) el feriado del 09/07 que hizo un friazononon acá y la única forma que fue posible el viaje es gracias a las manoplas/cubre puños esas de telas que vienen que generalmente usan los delivery, eso nos salvo las manos, es increíble como safas con eso, obvio que doble guante jajaja y arriba de todo el equipo de lluvia, otro gran invento para el frio (y para la lluvia jaja) ya que no te pase el viento


Espero sea de utilidad
Buen viaje
Abz


Estas son las manoplas que digo (o similares)


https://articulo.mercadolibre.com.ar/MLA-620644834-cubre-manos-frio-abrigo-impermeables-termicos-flete-fasmotos-_JM
Hola LuchoEn este viaje, no vamos a pasar por ahí; pero ya he pasado dos veces por ese lugar. Muy lindo, te lo recomiendo. Se pueden organizar circuitos muy buenos en toda esa zona de las sierras de San Luis. En poca distancia, hay muchas cosas para ver, para todos los gustos. Lo que haremos en esta oportunidad, ya regresando, será entrar por el noroeste; parar en la Sierra de Las Quijadas (caminaremos allí), luego iremos a pasar la tarde a las Termas de Balde (para mimar nuestros cuerpos cansados por el viaje y la caminata de la mañana). Al día siguiente vamos a las Salinas del Bebedero y comenzamos en regreso hacia General Deheza.

En cuanto al frío, he visto esos cubre manos. Ya el hecho que te paren el aire frío; y que a su vez, al no estar en contacto con las manos generan capa de aire (lo que aisla), debe ser muy buenos. En mi caso, voy a combatir el frío con guantes de invierno ls2, esta moto nueva (Sertao) tiene cubre puños; pero lo más importante, y los voy a probar por primera vez, tiene calienta puños. No se qué tan bien se sentirán las manos al estar como la camiseta de Newels, la mitad interior caliente (roja) y la mitad exterior frías (negra). Después les cuento.
SldsCancorcha
No vine a este mundo para ser perfecto, vine para ser feliz

Desconectado luchocba

  • Jr. Member
  • **
  • Mensajes: 87
Re:Vuelta por Cuyo del 01/09 al 09/09/18
« Respuesta #4 : agosto 24, 2018, 11:30:42 am »
que bueno cancorcha, lindo viaje para hacer y relativamente cerca, asique a disfrutar


si tenes calienta puños listo, olvidate lo que te dije jajajaja


abz


Desconectado Cancorcha

  • Full Member
  • ***
  • Mensajes: 217
  • Desde: General Deheza - Córdoba
Re:Vuelta por Cuyo del 01/09 al 09/09/18
« Respuesta #5 : agosto 31, 2018, 11:09:36 am »
Bueno.... mañana partimos....


En la línea de partida seremos 5. Se nos agregó Joaquín con una KTM 390 Duke. Con él y con Juan, solo compartiremos 2 días...


El clima sigue fierón.... frío, lluvia, nieve.... y en el horizonte.... calor. Tenemos que llevar ropa para todos los climas.... por las dudas.


El recorrido será este:


Sábado 1: Salida de Deheza, a las 8:00 hs, con destino a Córdoba. Reagrupamiento de la tropa en la YPF de La Voz del Interior. Seguimos para Ascochinga (almuerzo). A la tarde vamos a Ea Santa Catalina, luego a Ongamira (caminata); y si vamos con tiempo y ganas, tal vez podríamos entrar a Los Terrones (caminata?). Tratar de conseguir alojamiento en Charbonier, o en su defecto en Cruz del Eje. Total aproximado del día +/- 315/345 km.
Domingo 2: Partir con destino a Olta (La Rioja), visitando al paso a Villa de Soto. La idea es llegar a Olta para almorzar. A la tarde, pasar por el Dique Olta, subir la sierra de Los Quinteros; durante la subida, ver si vale la pena alguna caminata a alguno de los balcones de avistaje de Cóndores; y luego dirigirse a La Posta turística Quebrada de los Cóndores (pernoctar ahí). Total del día +/- 243 km.
Lunes 3: Partir temprano, bajar de la sierra visitando Malazán (La casa de descanso de Facundo Quiroga) y El Portezuelo. Llegar a San Agustín del Valle Fértil para almorzar. Pasear un poco allí, y luego partir hacia el Valle de la Luna (Entrar, si la mayoría quiere). Luego nos dirigimos a Huaco para pernoctar ahí. Total recorrido del día +/- 365 km.
Martes 4: Salimos temprano y pasamos por Jachal, luego al Dique Cuesta del viento y almorzamos en Rodeo. De allí nos vamos a San Juan, previo paso por el lado Oeste del dique Ullum, visita al Lago San Juan y paredón dique Caracoles. Luego vamos a San Juan Capital a Dormir. Total de día +/- 365 km.
Miércoles 5: Salimos de San Juan, pasamos por el lado Este del dique Ullum. Vamos a Calingasta, Barreal, Observatorio de la UNSJ y volvemos a dormir a El Barreal. Total del día +/- 300 km.
Jueves 6: Salimos tranquilos, visitamos la pampa El Leoncito, vamos a Uspallata, luego a Villavicencio (visitamos y almorzamos). De allí vamos a Villa Tulumaya y pernoctamos ahí. Total del día +/- 250 km
Viernes 7: Compramos sandwichs y bebida para el almuerzo. Partimos a Sierra de las Quijadas. Visitamos, caminamos y almorzamos en el parque. Luego nos vamos a Balde, nos damos unos reparadores baños termales y pernoctamos ahí. Recorrido total del día +/- 340 km.
Sábado 8: Vamos al salar del Bebedero (Celusal) y emprendemos el regreso: San Luis, La Toma, Achiras, Río Cuarto y Deheza. Total del recorrido +/- 380 km
Domingo 9: Día libre o de reserva por si algo no salió como estaba esperado.

Vamos a ver si sale....
Slds
Cancorcha
No vine a este mundo para ser perfecto, vine para ser feliz

Desconectado luchocba

  • Jr. Member
  • **
  • Mensajes: 87
Re:Vuelta por Cuyo del 01/09 al 09/09/18
« Respuesta #6 : agosto 31, 2018, 15:14:46 pm »
Hola Cancorcha como estas?


Que lindo recorrido!!!


A modo de experiencia no se si les dará para hacer Los Terrones y Ongamira (las caminatas) ambas a la tarde, me parece tendrían que hacerlo día completo para que les de el tiempo, ojo es solo sugerencia/comentario


Nosotros a los Terrones llegamos un dia a 16:00hs y la entrada eran $150 por pera por lo que no entramos jejeje


Suerte y a disfrutar del viaje


Si necesitan algo de acá de Córdoba me avisas, si queres te paso el cel por privado


Abz

Desconectado Cancorcha

  • Full Member
  • ***
  • Mensajes: 217
  • Desde: General Deheza - Córdoba
Re:Vuelta por Cuyo del 01/09 al 09/09/18
« Respuesta #7 : agosto 31, 2018, 17:58:07 pm »
Gracias Lucho...


Toda sugerencia es bienvenida.


Lo de los Terrones lo tenemos como dudoso.... por eso está con signo de pregunta... Si queda pendiente, es el justificativo para organizar otro viaje  ;) .


Slds
Cancorcha
No vine a este mundo para ser perfecto, vine para ser feliz

Desconectado Cancorcha

  • Full Member
  • ***
  • Mensajes: 217
  • Desde: General Deheza - Córdoba
Re:Vuelta por Cuyo del 01/09 al 09/09/18
« Respuesta #8 : septiembre 11, 2018, 17:01:45 pm »
Día 1: Los pronósticos de los días previos al viaje, estuvieron indecisos en cuanto a clima se refiere. No sabíamos si iba a hacer frío o calor a lo largo del viaje; de todas maneras, estaba medianamente definido para el día de la partida. La moneda se había caído para el lado del frío; a punto tal, que nevaba en las sierras. Todo esto hizo que debamos llevar más ropa; por si hace frío o por si hace calor.
Desde Deheza partimos cuatro valientes: Juan (Tenere 1200), Joaquín (390 Duke), Gabriel (Tornado) y Yo (Sertao). Los dos primeros nos acompañan solo el sábado. El domingo emprenden el regreso.
Partimos tranquilos, el frío se tolera bastante bien. Afortunadamente, todos estamos bien equipados. En mi caso, estoy usando (por primera vez) los calienta puños; la verdad… “un hermosor”. Vamos a una velocidad crucero es 110/115 km/h de velocímetro.
Avanzamos rápidamente. Sin darnos cuenta, hacemos los 100 km necesarios para llegar a Oliva; primera parada establecida. Nos detenemos en un bar a tomar café para reponer temperatura. El lugar está calentito, por lo que damos vueltas para arrancar nuevamente, parecemos El Chavo…. “si vaaaamos…..”. Para colmo, ahora ha comenzado a lloviznar.
Retomamos la ruta nuevamente, ahora un poco más despacio. Descubro que mis botas no son del todo impermeables. Me está entrando agua por el empeine, y más en la derecha que en la izquierda (será por el viento cruzado?). Este tipo de botas (Turing) tienen en el empeine como una tela elástica, que supongo entra el agua por ahí; pero, cómo puede ser?, si nunca antes me había entrado. Todas las botas de este estilo tienen esa misma tela. Se me enfrían los pies (no vendrán calienta pies?). También me pregunto, cómo vendrá Joaquín?; la KTM no tiene ningún parabrisas para resguardar al piloto.
Para probar, subo la intensidad del calienta puños al punto II. Después de un rato, la palma de la mano derecha se calienta más que el de la izquierda (Ya lo había notado en el punto I). Calculo que debe ser porque el puño de la derecha se agarra más firme y no suelta nunca. Al Juan de la Tenere le pasa lo mismo (él también estrenando).
En la Shell de la autopista, antes de llegar a la circunvalación de Córdoba, la KTM tiene que cargar combustible. Parece que su autonomía el 190 km.
Unos minutos después, llegamos a la YPF de La Voz del Interior, lugar de encuentro con Miguel. El nos está esperando, cómodamente sentado, tomando un café. Cargamos todos combustible. Nuevamente nos da fiaca arrancar. En un momento alguien dice: Vamos, sino no salimos más de acá.
Otra vez a la ruta. Pagamos el peaje que está pasando el aeropuerto; y en la bifurcación, que debe estar a 1 km del peaje, en la policía no nos deja seguir. Preguntamos: Accidente con incendio de colectivo. Pregunto, los del peaje son tan hdp que te cobran peaje a sabiendas que solo vas a recorrer un km de ruta peajizada?. Nos derivan por una ruta llena de autos, que ingresa a Va. Allende…. vamos lento…. lento… y sigue lloviznando. En un momento de hartazgo, nos metemos por el barrio Va.  Allende Golf (Miguel conoce bien, ya que supo vivir allí). La Sertao se pone alegre, su anterior dueño era de ese barrio, se nota que también conoce. El tráfico se descongestiona un poco y logramos llegar a Río Ceballos. Al intentar retomar la ruta E53, que habíamos tenido que dejar por el accidente, vemos que vienen muchos autos de lado de Córdoba. Nos invade la sensación de haber tenido que dar vueltas al pedo, que ya está habilitada. Pero, cuál es el problema?, si al fin y al cabo estamos de vacaciones.
Retomamos la ruta hacia el norte y sigue lloviznando. Cada tanto encontramos tramos en reparación, que hacen que el spray de los autos, que seguimos o vienen de frente, ahora sea chocolatado.
Los pueblos se suceden lentamente: Salsipuedes, El Pueblito, El Manzano, Agua de Oro, Villa Ani Mi, La Granja; hasta que llegamos a Ascochinga. Allí nos detenemos a almorzar. Como si nos hubiésemos puesto de acuerdo, todos pedimos sorrentinos, en mi caso a los cuatro quesos; la elección no pudo ser mejor, están exquisitos. Me prometo volver algún día.
Partimos de Ascochinga con destino a la Estancia jesuítica Santa Catalina. Ahora el camino es de ripio. Si bien es un ripio bastante tranquilo, Joaquín en la KTM, va muy despacio; entre 25/30 km/h. Tiene suspensión delantera corta y dura; además de cubiertas inadecuadas. En el trayecto encontramos hermosas casas antiguas, señoriales, que denotan un pasado de suntuosidad. Después de un rato de andar, de repente, curva a la izquierda… y nos sorprende, de frente, la Iglesia de la Estancia Santa Calatina. Muy linda, toda blanca, con una fuente de agua delante; que a decir por un charlatán que oficiaba de guía, la fuente no era original, fue construida en la década del 50 para una película de vaqueros. También nos dijo que, si llegábamos a la mañana, hubiésemos encontrado el patio nevado. Fotos de rigor, y seguimos viaje.
Llegamos a la RP 17 y tomamos hacia el Oeste. Recorremos unos kilómetros y nos encontramos con Ongamira y sus grutas, protegidas por enormes paredones de color rojizo. No hacemos la caminata a la cima, venimos a un ritmo muy despacio y no nos podemos dar el lujo de demorar (1 hora?) en la caminata. Nuevamente sacamos las fotos de rigor, y seguimos viaje.
Más adelante nos encontramos con paisajes y vistas hermosas, nos detenemos a sacar fotos. Le decimos a Joaquín que se pare sobre los pedalines para podamos ir más rápido. Nos contesta que no puede. Revisamos la moto y vemos que es cierto, los pedalines están como atrás de donde va sentado. Entonces, manubrio bajo y pedalines atrás, es como ir gateando. En una de las tantas veces en las que Joaquín, que venía molido, me pregunta: Cuánto falta?. – Como 12 km, respondo. – Ah, estamos cerca, contestó. – Si, como a unos 40 minutos, replicó Miguel. La carcajada fue generalizada, salvo Joaquín que no le encontraba la gracia.
Llegamos a la RN 38. Antes de subir a la ruta, espero un poco para que se reagrupe la tropa. Van llegando de a uno, incluso llega Joaquín, pero nos falta Gabriel. Esperamos un rato y, al no venir, Juan lo sale a buscar. En breve regresan ambos. Gabriel, con su topcase sobre la falda. La vibración le quebró la parrilla. El plan original es ir a dormir a Charbonier, pero tendríamos más chance de reparación en Capilla del Monte, cambiamos el rumbo.
Buscamos un herrero, pero conseguimos una gomería que tenía máquina de soldar. Mientras reparan la parrilla, para ganar tiempo, con Miguel nos vamos a buscar alojamiento. Está oscureciendo. Primera alternativa… un hostel… tienen lugar para 5?. - Si, pero van a tener que compartir la habitación con dos chicas inglesas; esperá, que les pregunto si tienen drama. De allá vuelve diciendo, las chicas no tienen problema…. Glup!. Tres cuadras más adelante, conseguimos habitaciones con baño privado, wifi y cochera. Le mandamos la ubicación vía googlemaps al resto de la manada y nos confirmaron que en breve estaban allí, ya estaba armando la moto.
A la noche salimos a cenar a un lugar que nos recomendaron. Comimos muy bien y nos tomamos unos vinazos. A las 12:30 hs estábamos en el hotel…. El día había sido largo. 
Slds
Cancorcha
No vine a este mundo para ser perfecto, vine para ser feliz

Desconectado Cancorcha

  • Full Member
  • ***
  • Mensajes: 217
  • Desde: General Deheza - Córdoba
Re:Vuelta por Cuyo del 01/09 al 09/09/18
« Respuesta #9 : septiembre 16, 2018, 11:46:08 am »
 DIA 2:
Quedamos de ir a desayunar a las 8:30. La idea es partir a las 9:00 hs. Miguel, Gabriel y yo no tenemos apuro; si seguimos el plan original, solo vamos a hacer 260 km en todo el día. Los que tienen el día un poco largo son Juan y Joaquín; ellos tienen por delante uno 320 km de una ruta más transitada y sinuosa.
Dado nuestro día ligth, evaluamos alterar un poco el recorrido y pasar por San Marcos Sierras. Debatimos un poco pero no hubo quorum .
Desayunamos, nos despedimos y Joaquín y Juan se van. Nosotros no quedamos terminando de armar las motos. Hacemos un par de cuadras y…. de frente, en sentido contrario, nos encontramos con Joaquín y Juan. Saludan y siguen (¿?).
Tenemos algún inconveniente para salir de Capilla del Monte. Confiar, a ciegas, en los gps te suele jugar alguna mala pasada. El aparato nos saca por unos basurales, calles con yuyos y hasta tenemos que pasar un lombote de tierra, que Miguel duda antes de pasar; pero finalmente, nos deposita en la ruta.
Ya en la ruta avanzamos rápido. Antes de llegar a Cruz del eje, sale de una calle de campo, un Peugeot RCZ. Este no es un auto para andar por esos lugares, y se evidencia porque tiene un chapón que le viene flameando abajo. Lo pasamos.
Desde la ruta se ve la Parroquia Nuestra Sra. Del Carmen. Nos llama la atención y decidimos ir a verla. Reducimos la velocidad y el Peugeot aprovecha para pasarnos, medio jugado, en doble línea amarilla y con nuestro guiño encendido hacia la izquierda (%@ç#!!). Usando la cúpula como guía llegamos al lugar. Sacamos fotos y seguimos.
Saliendo de Cruz del Eje, nos pasa nuevamente el Peugeot RCZ;  pero ahora no le flamea nada. Se ve que se detuvo en Cruz del Eje a reparar el chapón.
Seguimos de viaje hacia Villa de Soto. Entramos , damos una vuelta por la plaza y buscamos una estación de servicio para cargar combustible. Ahí nos encontramos, nuevamente, con el Peugeot RCZ, estacionado; aparentemente tomando o comiendo algo. Cargamos combustible y volvemos a salir a la ruta.
Unos kilómetros más adelante, por tercera vez nos vuelve a pasar el Peugeot; esta vez a más velocidad. En un momento me vino a la memoria el cuento de la libre y la tortuga. Pienso que, en esta oportunidad, la liebre va a ganar la carrera. No creo que tengamos chances que se acueste a dormir y que el cuento se repita.
Kilómetros más adelante, tenemos la suerte de ver la liebre durmiendo…jajaja . La caminera de Córdoba lo ha detenido en la banquina. Suponemos que por exceso de velocidad. Nosotros, aprovechando que la policía está entretenida, frotándose las manos por la multa que van ha recaudar, pasamos sin levantar sospechas, sigilosamente por sus espaldas.
Seguimos viaje. En Serrezuela Miguel se enamora, instantáneamente, de una señorita que tenía muy buenos airbag. Si todas en Serrezuela son así, dice que se quiere venir a vivir acá.
Llegamos el límite de Córdoba con La Rioja. Allí hay un monumento a los Caudillos. Nos sacamos las fotos de rigor, a pesar que lamentablemente, está pintarrajeado con grafitis. Que lástima.
Seguimos viaje. En un momento Miguel se cansa de ir a 110 km/h, acelera, nos pasa y se nos aleja. Lo vemos chiquito en el horizonte.  Después de un rato, me doy cuenta que en Chañar debemos desviar hacia Olta. Si Miguel se pasa, lo vamos a tener que esperar (hasta que se de cuenta que no vamos atrás y regrese); así es que con el objeto de alcanzarlo, por primera vez, le enrosco la oreja a la Sertao. La puse a 150 km/h de velocímetro.  Vibra, se tolera bien, pero va….algo más le queda. En Chañar, al salirnos de la RN 38, damos por finalizada y ganada la carrera a la liebre.
Llegamos a Olta. Damos vuelta a la plaza buscando un lugar para almorzar. Nos llama la atención la cantidad de semáforos que hay, para el tamaño y el tráfico de la localidad. El intendente de turno habrá pensado que los semáforos son señal de modernidad?. Soy de los convencidos que, en los pueblos, no deben seguirse “todas” las normas de las grandes ciudades; porque si así lo hacen, se corre el riesgo que la calidad vida, que es el gran atractivo de los pueblos, se pierda; o hasta puedan hacer que se conviertan en lugares no friendly para vivir. Finalmente, nos indican una estación de servicio para almorzar. Comemos bien, cargamos combustible y llamamos por teléfono a nuestras familias para reportarnos; avisar que estamos bien, e informales que creemos que, hasta mañana al medio día, no vamos a tener señal de celular, que no se preocupen de nuestro silencio. También recibimos imágenes, de alta envidia, de Juan y Joaquín; están almorzando unos chivos que hasta hace poco estuvieron estaqueados frente a un fuego.
Comenzamos a subir la Sierra de Los Quinteros; lo hacemos despacio, y no por el estado del camino, sino porque los paisajes se hacen interesantes. A los pocos kilómetros encontramos el dique Olta. Paramos a sacar las fotos. El paisaje es muy lindo, bastante agreste; una paz solo arruinada por un auto con todo abierto y música de cuarteto al palo.
El camino corre paralelo a un río, de bastante poca agua, que hay que cruzar un par de veces. Posteriormente, el ripio se hace ancho y bastante bueno para levantar la velocidad. En un momento encontramos un cartel que nos da la bienvenida a la Sierra de los Quinteros. Comenzamos a subir. En un momento hubo que poner primera y pararse sobre los pedalines. La Sertao va chocha. Ya con altura, paramos a sacar fotos. La vista es hermosa y el día acompaña. Un cielo celeste impecable y con algo de calor. Seguimos subiendo y encontramos una cascada con un pozo de agua. Hay mesas para comer. Es un buen lugar para un descanso. El silencio nos permitía escuchar los pájaros y el ruido del agua. Muy gratificante.
Ahora ya estamos arriba de las sierras y vamos atravesando  hermosos minivalles, cada uno con características diferente. Uno fue el que más nos llamó la atención. Está lleno de piedras cuadradas. Cerrando un poco los ojos es como ver edificios en miniaturas. En otro encontramos una majada de ovejas que eran arriadas hacia el corral. De un lado del camino hay un arroyo, del otro el alambrado y pircas. El camino era un brete que nos enfrenta con las ovejas. El arriero no las puede hacer avanzar. Debemos apagar los motores para que las ovejas se animen a pasar a nuestro lado. Nuestros caballos metálicos las espantan.
Al final del camino, a eso de las 18:00 hs, llegamos a nuestro destino final. La Posta de los Cóndores. Un lugar muy bonito, tranquilo, silencioso, fresco y sin señal de celular. Algunas de las habitaciones están construidas sobre paredes que tienen  230 años. Los propietarios son muy amables; primero, nos prestan un equipo de mate (veníamos con abstinencia) y luego nos preparan una rica cena, que degustamos con un buen vino. La noche se pone fría y nuestros ojos, poco a poco, mánsamente se van apagando, ayudados por el vino que acabamos de tomar.....
Slds
Cancorcha

 
No vine a este mundo para ser perfecto, vine para ser feliz

Desconectado Cancorcha

  • Full Member
  • ***
  • Mensajes: 217
  • Desde: General Deheza - Córdoba
Re:Vuelta por Cuyo del 01/09 al 09/09/18
« Respuesta #10 : septiembre 18, 2018, 16:44:12 pm »
DIA 3:
[/color]Creo que los tres dormimos profundamente, producto de la combinación del cansancio y el silencio. Afuera parece estar bastante frío. No es que hayamos salido a constatar, son todo puras suposiciones: Por cómo venía la noche, por lo vidrios empañados de la habitación y porque el sol todavía no ha entrado a calentar este minivalle.[/size]
[/color]Mientras esperamos que esté listo el desayuno, conversamos con uno de los dueños (son dos hermanos) y la charla resulta ser muy interesante e instructiva. Toda gira alrededor de los cóndores; cosas que ya sabía: Que son monógamos, que no matan para comer (son carroñeros), que viven como 70 años, que necesitan una rampa para poder despegar, que con la panza llena se les dificulta despegar, etc., etc. Lo que no sabía, era que allí tienen una jaula donde hay dos especímenes (una pareja), que ya no pueden volar porque algún cazador maligno les rompió las alas. Lo bueno es que, a pesar de su cautiverio, la pareja ha tenido crías (no quiero mentir, pero creo que dijo 12 pichones), que solo sobrevivieron 11 (1 se murió de hambre), que fueron reinsertados en Neuquén (recuerden que no hace tanto, hubo una mortandad de 34 Cóndores por envenenamiento en esa zona), que todo lo monitorea la fundación Bioandina Argentina; que los apoya; y que a su vez, esa fundación también recibe apoyo desde el exterior. [/size]
[/color]También aprendimos que son de crecimiento lento, que los padres los alimentan regurgitando la comida, que pasan un año hasta que salen emplumados del nido y están en condiciones de volar y ser reinsertados. La reinserción es todo un tema. Ellos viven en sociedad. A la hora de comer, cuando encuentran un animal muerto, primero lo hace el macho dominante, luego lo hacen sus lugartenientes, luego las hembras y por último los pichones. Si a su vez, sos un pichón arrimado; a veces, el dominante, no te deja comer. Para eso, al liberado le ponen un gps para seguirlo; y por su comportamiento, si sigue la bandada, saben si ha sido aceptado y por ende come. Si no fue aceptado, le llevan comida para que sobreviva hasta que se pueda incertar. El secreto está en que encuentre otro pichón de su misma edad y anden juntos. La adultez la alcanzan a los 3 años, momento en que le aparece el cuello blanco y parte de las alas también blancas.[/size]
[/color]También tenemos la oportunidad de observar una pluma del ala de Cóndor y un huevo que no está fertilizado (por haber sido puesto en invierno). El huevo debe tener unos 12/13 cm (del tamaño de mi mano). Cada pluma del ala, es como si fuera un ala en si. Tiene la curvatura superior de un ala de avión. Es increíble que, al moverla horizontalmente, genera sustentación. Con razón que planean tanto!.[/size]
[/color]Nos invitan a realizar alguno de los senderos que hay, hacia balcones, para hacer avistaje de Cóndores. A pesar de nuestras ganas, nos vemos obligados a que rechazar la oferta. El más corto lleva 1,5 hs, que no tenemos. Miguel quiere ver si hoy podemos entrar al Valle de la Luna. Me prometo volver algún día.[/size]
[/color]El desayuno estuvo muy bueno. No tanto por el café con leche; sino por el pan casero recién horneado y por el dulce, también casero.[/size]
[/color]Antes de ponernos a armar las motos, aprovechamos para caminar un poco por el lugar sacando fotos; y de paso, vamos hasta la jaula de los Cóndores que está en una lomada, metida entre las piedras. Una experiencia rara la de poder ver de cerca (a menos de 1 metro) a tremendos bichos; por un lado, es un lujo poder apreciarlos muy bien, se los ve acostumbrados a la presencia humana, hasta pareciera que posan para la foto o selfie. Por otro lado, es incomprensible como la estupidez humana los condenó a esa vida limitada.[/size]
[/color]Partimos de la posada y comenzamos a bajar la sierra. Si bien estaba fresco, temprano, ya ha comenzado a sentirse la influencia del sol. Nos dirigimos a Solca. A la distancia comenzamos a ver formaciones raras, de color rojizo, en las montañas. De cerca, nos damos cuenta de la belleza de los caprichos del viento y el agua. Lo lindo del lugar hace que tengamos que detenernos a sacar fotos; por más que sabemos que es inútil; que lamentablemente, nunca las fotografías van a captar la magnitud de la realidad, de lo que vemos.[/size]
[/color]Seguimos avanzando, llegamos a Malanzan. Nuevamente pisamos asfalto. Trabajosamente, y a pura porfía, llegamos a una casa de descanso de Facundo Quiroga. Luego damos una pequeña vuelta por el pueblo, obteniendo las miradas desconfiadas de los locales, y seguimos. Nuestro destino de medio día es San Agustín del Valle Fértil.[/size]
[/color]Pasamos por El Portezuelo y tomamos la Ruta 27. A unos 35 km tiene que estar el desvío, por la Ruta 511, hacia San Agustín. Llegamos al punto y…  [/size]Oh sorpresa!, es de ripio!. El mapa del gps lo pinta del mismo color que el asfalto. Chequealo, estás seguro…..?. – Si, es es por ahí. Ofrezco que no pasemos por San Agustín; que vayamos por Patquía, y de ahí a Baldecitos. De este modo, alargaríamos unos 50 km, pero haríamos todo por asfalto. Miguel, el más comprometido desde el punto de vista moto para el ripio, en un ataque de valentía dice: Si hay que ir por ahí, vamos por ahí. Arrancamos, son 52 km a San Agustín…. Al principio bien…. Luego comenzó a ponerse cada vez más áspero. En virtud a los serruchos, los bancos de arena y las piedras; y considerando el dicho de los gallegos, que reza: “ante la duda…. gas”; la Sertao iba cada vez más rápido, volando por sobre el camino. Ante cada duda, le enroscaba un poco más la oreja; y así llegué a andar a 80 km/h. Los espejos ya no me devolvían la imagen de Gabriel y Miguel (vendrán?). Habremos hecho unos 30 km, y apareció el asfalto. Me detengo a esperar los compañeros de viaje. Llegan sanos y salvos, solo con algunos sustos. Bueno…. lo feo ya pasó; pero la alegría nos dura poco. Debemos haber hecho unos 8 km y con asombro vemos que un río, que en este momento no trae agua, se comió la mitad de la ruta; y en algunos casos, se la comió toda. Otra vez al ripio, de a tramos. El río se debe haber comido unos 20 km. Según nos comentaron; el río, que debía atravesar la ruta, no la atravesó (por falta de algún puente o por puente chico, no se) y se dedicó a recorrerla en forma paralela, sin encontrar un punto de cruce… hizo desastre.
[/color]En San Agustín, lo primero que hacemos es cargar combustible. Gabriel viene necesitando. No es fácil llegar a la estación, todas las calles están cortadas por la instalación de alguna cañería. Un motero local, entre la conversación, se ofrece a guiarnos a un restaurant. Lo seguimos, y nos deja en la puesta. Le agradecemos, saludos y desensillamos. El calor ya se está haciendo sentir.[/size]
[/color]Almorzamos, hicimos una pequeña sobremesa. Mientras más larga la sobremesa, más fiaca da re-emprender el viaje. Recorrimos un poco San Agustín. Fuimos a un pequeño embalse, un mirador, fotos y a seguir.[/size]
[/color]Otra vez en la ruta, con destino a El Valle de la Luna. Gabriel y yo ya lo hemos visitado. Miguel no, pero le hacemos la gamba. Vamos medio jugados con el tiempo, así que solo nos detenemos en el cruce de las rutas 10 y 150, en donde hay unos dinosaurios (vivos?), a sacarnos unas fotos.[/size]
[/color]Llegamos al Parque Ischigualasto a las 16:00 hs. Hay bastante viento. El parque está cerrado. Será que es tarde?. Será que es lunes?. No lloramos mucho sobre la leche derramada y partimos por la ruta 150. Tenemos data de que es un tramo hermoso, por lo que queremos hacerlo despacio. Prendemos la filmadora del casco, no quiero que se pierda detalle alguno.[/size]
[/color]La experiencia sobre la Ruta 150 la resumo en dos palabras: ”nante impresio”. Un “hermosor”. Es de esas rutas imperdibles para todo motero. Curvas, puentes, 6 túneles, paisajes alucinantes, miradores, etc.. La auténtica ruta para “pistear como un campeón”. De lo que conozco en Argentina, que no es poco, esta ruta debe estar en el top five. La recomiendo totalmente. Si por mi fuese, me vuelvo y la hago, otra vez, en sentido contrario. Lástima que, frase hecha, el tiempo es tirano. Justificativo para volver en otra oportunidad.[/size]
[/color]Después todo es tranquilo, bastante recto hasta Huaco. Allí, justo con los últimos rayos de sol de la tarde, llegamos para hospedamos en una hostería muy piola, con gente relacionada a la aventura, que está en una alejada calle secundaria. Antes que se haga de noche, nos facilitan un pincel, nafta y una hidrolavadora; por lo que limpiamos y engrasamos las cadenas.[/size]
[/color]A la noche nos convidan con una picada y unas empanadas rusas. Estas últimas, las ha hecho un ruso que está alojado allí. Son de una receta que les ha quedado por costumbre, de la época de la guerra. Como no tenían mucho para comer, las hacían fritas de papa y cebolla. Miguel las define en 2 segundos: Empanadas de puré. Después de esto, nos comemos un chivo a la cerveza, acompañado por un vinazo.[/size]
[/color]Después de la comilona, y bien adobados por por el alcohol, nos vamos al sobre.[/size]
[/color]Slds[/size]
[/color]Cancorcha[/size]
No vine a este mundo para ser perfecto, vine para ser feliz

Desconectado gerar

  • Sr. Member
  • ****
  • Mensajes: 266
  • Desde: Avellaneda
Re:Vuelta por Cuyo del 01/09 al 09/09/18
« Respuesta #11 : septiembre 18, 2018, 20:20:42 pm »
Que buen relato, felicitaciones por el viaje !!!!!!!!!!

Desconectado Cancorcha

  • Full Member
  • ***
  • Mensajes: 217
  • Desde: General Deheza - Córdoba
Re:Vuelta por Cuyo del 01/09 al 09/09/18
« Respuesta #12 : septiembre 21, 2018, 18:09:58 pm »
DIA 4:
Nos levantamos sin apuro, el desayuno está bastante bueno. Todo es casero y está muy bueno. Nos asomamos a la calle y vemos que las motos siguen allí. Anoche durmieron al aire libre y en la calle. El “quédense tranquilos que acá no pasa nada”, no había dejado muy tranquila nuestra mentalidad citadina. Cómo será que “no pasa nada”, que ni rocío cae. Las motos están tan secas como el ambiente.
[/size]En encargado de la hostería nos comenta que, en julio de 2019, se va a producir un eclipse solar; y que en San Juan se reúne dos condiciones favorables para verlo. Uno, el más importante, es que en esa zona será eclipse total; y dos, San juan tiene muchos días de cielo despejado, lo que aumenta las chances de que las nubes no se interpongan. Por esta razón, ya está toda reservada la Hostería y el Hostel que tienen al lado. Se ha generado una expectativa muy grande. Viene gente de todo el mundo para ver un fenómeno de 10 minutos! Ahí me recordé la locura del año pasado, en agosto, en EEUU. Pienso que capaz sería muy lindo poder ver un fenómeno así, una vez en la vida. Además, para lo que es el mundo, es en el patio de casa. Cuántas chances así se nos pueden presentar en la vida?.
[/size]Para ir de Huaco a Jachal hay dos alternativas. Se puede ir por la RN 150 o RN 40, no sé bien cual es; o se puede ir por la RP 491, más conocida como la cuesta de Huaco. Obviamente, por linda, elegimos esta última.
[/size]Salimos tranquilos; menos abrigados porque, ahora no, pero la perspectiva es que haga calor. Empezamos a subir sinuosamente. Paramos a sacarnos fotos en algunas formaciones rocosas (silla gigante). Seguimos subiendo hasta que llegamos a un mirador. Nuevamente paramos a sacar fotos. Veo que Miguel arruga para arrimarse con la moto al borde sin baranda, para que saquemos vistan que incluyan a las motos. Gabriel, ni se acerca, No va a poder ser la foto.
[/size]Seguimos subiendo. Pasamos un túnel fino, de una sola mano. Menos mal que no viene nadie de frente, no me imagino haciendo marcha atrás en la moto para dejarlo pasar. Hacemos un tramo más, y nos encontramos con un paredón, con caída de agua incluida, que da origen a un pequeño embalse llamado Cauquenes. Paramos, sobre la ruta, a sacar fotos. Recién ahí me percato que hay muy poco tránsito. Estamos parados como 15 minutos y no pasa nadie.
[/size]Llegamos a Jachal y nos detenemos a cargar combustible. El calor ya ha comenzado a apretar. Aprovechamos la parada para sacarnos algo de ropa. Circunvalamos la plaza central y seguimos viaje hacia la Cuesta del Viento. Nunca mejor puesto el nombre, o no hubo que ser muy ingenioso para idearlo. Apenas empezamos a subir, un viento considerable no viene de frente. Afortunadamente no es frío, solo fresco. Casi todo el camino es una subida suave, de curvas lindas para “pistear”, dentro de un cañón bastante parecido a lo que sería un paisaje lunar, blanquecino, que recorre la margen derecha del Río Jachal. Río que fue envenenado por la codicia e inmensa estupidez humana.
[/size]Gabriel y yo ya habíamos andado, en auto, por este camino; y en mi caso, me acuerdo que uno subía por un paisaje gris; y de repente, se encontraba con el turquesa IMPRESIONANTE del embalse Cuesta del Viento. No quiero romperle esta sorpresa a Miguel; pero justo antes de llegar, a mano izquierda, hay una entrada para ver formaciones rocosas. A riesgo de romper la sorpresa, entramos por ese camino arenoso. Hacemos unos 100 m y nos encontramos con una primera formación rara: Es como un montón de listones de piedra amontonados; da la sensación de ser un “Jenga” gigante de piedra. Seguimos avanzando y encontramos paisajes lunares de distintos colores y texturas. También encontramos un lugar por donde baja un arroyo, cuando trae agua, que horadó en forma ondulada una blanda piedra. Fotos… y más fotos. Afortunadamente, no se vio el embalse… la sorpresa está resguardada. Nos volvemos.
[/size]Encaramos para el embalse… y… ahí aparece…. en su máximo esplendor. La palabra impresionante se queda corta para describir la belleza del lugar. Se me hace evidente la conclusión que, lo mismo que sucede con las fotografías (que no alcanzan a captar la belleza y grandeza de los lugares), pasa con la escritura. Por más adjetivos que usemos, no vamos a poder convertir en palabras la belleza de un lugar. La belleza depende sensaciones, y las sensaciones son total y absolutamente personales. A todos nos pega distinto, en distinta magnitud, con distintos matices, en distintas circunstancias; y la tarea de describir la infinidad de vericuetos de las sensaciones que nos despierta lo que estamos viendo, es imposible.
[/size]Pasado el momento de éxtasis que nos produzco la belleza del lugar, comenzamos a sacar fotos. Afortunadamente, todo el viento que nos comimos en la subida, acá no está. El embalse está planchado, y el agua nos refleja todo lo que está por encima del horizonte. Las fotos salen increíbles. vamos al paredón sacamos fotos y filmamos.
[/size]Está picando el bagre, por lo que nos apuramos para llegar a El Rodeo a almorzar. Es medio tarde (tipo 14:30), pero conseguimos un lugar en una esquina. Nos atiende una moza muy linda; totalmente novata, nos confiesa que es su primer día. Instantáneamente Miguel se vuelve a enamorar. Es de enamorarse fácil, pero en este caso se justifica.
[/size]Los re-arranques siempre se hacen lentos, pesados y más por obligación que por deseo; y esta no es la excepción. Ahora, definitivamente, hace calor. Nuestro próximo destino es Las Flores; hay una estación de servicio del ACA, en la que Gabriel necesita repostar para poder llegar a San Juan con las vueltas previas que vamos a dar.
[/size]Llegamos a Las Flores. En la bifurcación tenemos que doblar a la izquierda; pero a la derecha, hay un camino que nos invita, que nos hace burla. Es el que va a Chile por el Paso de Aguas Negras. Con la mano derecha le hago una seña como diciendo: “Disfrutá ahora, ya te vamos a agarrar a vos”. El próximo proyecto de verano es: Los dos pasos (Aguas Negras/San Francisco o Pircas Negras). Lástima que no pueda ser los tres. Gabriel carga y seguimos.
[/size]Volvemos a la ruta. El viento vuelve…. El calor empieza a hacerse sofocante. Vemos algunos remolinos armarse en las zonas más despobladas de vegetación. Vienen oleadas de calor; alguna térmica que atravesamos. Quién dejó la puerta del horno abierta?!. Ya no tenemos ropa para sacarnos. Los labios comienzan a secarse. Largas rectas, luego alguna subida y bajada para atravesar algún cordoncito montañoso. No hay una sombra donde parar a refrescarse y tomar agua. Debemos haber hecho unos 90 km. En uno de esos cordoncitos, después de una curva, veo que gracias al corte hecho en la montaña para que pase la ruta, hay una pequeña sombra sobre la banquina…. Clavo los frenos….. y a tomar agua, refrescarse y descansar….
[/size]Seguimos avanzando. En Matagusanos nos bajamos a un camino de ripio que nos lleva en línea recta, sin rodeos, a Ullum. Son +/- 20 km de ripio. No hay ninguna duda en tomarlo, Miguel se siente muy seguro. A pesar de que hay bastantes piedras sueltas, vamos a buen ritmo. A mitad de camino están construyendo una enorme planta de generación fotovoltaica (energía solar). Recuerdo haber visto, 20 días antes del viaje, un video en el que el viento les había destrozado todos los paneles. Estaban montados sobre un apoyo central y se los había zarandeado y quebrado. Se veían que, en la desesperación, habían intentado ponerle pallet en los extremos para sostenerlos, pero se los había roto igual. Daba lástima ver esas imágenes. Deben haber perdido muuuucha plata. Ahora, cuando pasamos, no había restos de ningún panel roto. Los habían sacado a todos. Los paneles nuevos estaban todavía apilados en cajas cerradas. Supongo que estarán haciendo reingeniería de los soportes. Lo paradójico es que, unos pocos kilómetros más adelante, encontramos una planta de la Empresa de energía de San Juan, en la que también tienen una pequeña planta de energía solar, la que está montada con apoyos similares a los que vimos antes, y no le pasó nada!.
[/size]Llegamos al asfalto y nos detenemos a refrescarnos. El espejo de agua se ve a lo ve a lejos. Miguel aprovecha y nos cuenta que su papá era sanjuanino, que hace muchos años había invertido en un terreno en un barrio cerrado colindante al lago, que no sabe si prosperó, y que no recordaba si su papá lo había logrado vender. No, de nuevo no!. No de nuevo, decía!. Un dejavú del quinto día del viaje anterior (Norte de Uruguay y sur de Brasil). Otra vez la tristeza, otra vez los violines....
[/size]Arrancamos para pasar por el lado oeste del lago. Pasamos por algunas poblaciones y nos dirigimos directamente al dique punta Negra. Hacemos una subida, sinuosa y violenta; y nos deposita en el paredón del dique. No se puede estacionar ahí. Cruzamos el paredón y estacionamos en un lugar permitido. Sacamos fotos, pero sabemos que no son buenas porque el sol está mal ubicado.
[/size]Decidimos seguir subiendo para llegar al dique Caracoles. Hacemos un par de kilómetros y nos encontramos con un guardia que no nos deja seguir. Nos comenta que hace un año que el camino está cerrado por obras.-
[/size]Con la cabeza gacha, volvemos sobre nuestros pasos. Nos dirigimos a San Juan. Todos estamos acalorados y escasos de combustible; por lo que en la primera estación de servicio nos metemos. Cargamos combustible, merendamos y tratamos de encontrar un hotel. Encontramos uno y lo reservamos. Peleando un poco con el gps, logramos llegar.
[/size]Nos bañamos y a la noche nos vamos a cenar con excompañero del secundario (de Miguel y mío) que es oftalmólogo y que vive allí. Nos viene a buscar es su auto y nos vamos. Regresamos a eso de las 00:30…..
No vine a este mundo para ser perfecto, vine para ser feliz

Desconectado elferretero

  • Full Member
  • ***
  • Mensajes: 127
  • Desde: Rosario
  • Homo sum, humani nihil a me alienum puto
Re:Vuelta por Cuyo del 01/09 al 09/09/18
« Respuesta #13 : septiembre 24, 2018, 11:30:34 am »
Muy buen relato Cancorcha... me hiciste meter adentro del paisaje!!
Antes: MB 100 - CG 125 - Elite 50 - KLR 250 - NX 150 - GS 500 - CG 125 - DR 650 - CB 125 - AX 100 - Nighthawk 250 - DT 175 - Vespa 150 - CB 900 Custom - CB 400 N - GMX 150 - CB 250 - Falcon 400 - Twister 250 - Tornado 250 - CBR 450 SR - Twister 250
Actual: Falcon 400 '08
Próxima: Una incognita...

Desconectado Cancorcha

  • Full Member
  • ***
  • Mensajes: 217
  • Desde: General Deheza - Córdoba
Re:Vuelta por Cuyo del 01/09 al 09/09/18
« Respuesta #14 : septiembre 27, 2018, 16:46:04 pm »
DIA 5:
Nos levantamos sin prisa. Vamos a desayunar y volvemos a la habitación a preparar las cosas. Estamos en planta y nos damos cuenta que, desde la ventana, vemos las motos estacionadas. Investigamos un poco, pero no hay forma de pasar las cosas por la ventana para no tener que dar un vueltón cargando (Ir a la recepción y volver hacia atrás – 2 viajes).
[/size]No tengo pilas, con carga, para el gps!. LPMQLP!!. En el manubrio llevo uno portátil a pilas; en el que, el par de recargables Sony, normalmente me duran entre 2 y 3 días. Tengo 2 pares de pilas; así que tengo, como mínimo, una autonomía de 5 días; y en 5 días tuve tiempo de ponerlas a cargar nuevamente. Usar este gps tiene 3 razones: En primer lugar, no llevo ningún cablerío en el manubrio; por ende, no hay posibilidad de cortocircuito o falso contacto. Segundo, si hay que bajarse a caminar, lo puedo llevar y también tengo el track de la caminata (fuera de ruta); y tercero, y lo más importante, es el único que tengo con soporte de manubrio. No se por qué extraña razón, capaz lo dejé prendido anoche, el segundo par de pilas me duró solo un día. Si bien Miguel lleva Nuvi enchufado, no tiene las rutas cargadas. Se las envié por correo, pero no las pudo cargar. Gabriel propone parar en un kiosco a comprar pilas descartables (que también puede ser); pero el recorrido de hoy es corto, fácil y me lo acuerdo; por lo que, basado en mi auténtica soberbia masculina de autosuficiencia, me juego a hacerlo de memoria.
[/size]Hay bastante tráfico y San Juan nos muestra los dientes. Tanto Miguel como Gabriel estuvieron al filo de que los embistieran. Quiero creer que no fue por mirarle el culo a una flaca que iba en moto. Queremos salir a la ruta para sentirnos cómodos y libres de nuevo. Lo hacemos bastante bien, solamente tuvimos que preguntar una vez para confirmar que íbamos bien. Ratificamos el rumbo y confirmamos que nuestro gps cerebral anda perfecto.
[/size]El día está espléndido. Llegamos al paredón del Dique Ullum. Gracias al cielo despejado, el dique se nos muestra en su mejor versión de color (que turquesor papá!!). Circulamos a baja velocidad para poder sacar la vista de la ruta. En un momento, ingresamos a un club náutico, y pedimos permiso para bajar con las motos, por la rampa del embarcadero, hasta la orilla. Pusimos las motos en pose y…. fotos. Hay que tener cuidado, porque el piso de la rampa está resbaladizo.
[/size]Miguel logra confirmar que el barrio en el que su viejo había comprado un terreno existe. Le preguntamos si quiere ir, pero no.
[/size][/color]Llegamos al camino de ripio que habíamos hecho ayer, y lo recorremos en sentido contrario. Por el conocimiento, ahora vamos más rápido. Desandamos camino: Matagusanos, Talacasto y cruce RN 149. Todavía no logro entender cómo funciona el cerebro de ciertos estúpidos que, en una bifurcación a la izquierda, viendo que reducís la velocidad y que ponés el guiño para doblar a la izquierda; aun así, te pasa por la izquierda. No tiene culpa, pero me acordé de su hermana y de la fruta que me vendió. Aprovechamos la bifurcación para sacarnos algo de ropa y refrescarnos.[/size][/color]Encaramos por la RN 149, al poco tiempo aparecen las ondulaciones y curvas; por lo que el camino se hizo entretenido. En un momento, a pesar que me parece estar en una bajada, noto como que la moto se queda, que no tira bien. Detengo la marcha para tratar de ver qué pasa, al poner punto muerto, la moto se va hacia atrás (¿?). Es increíble, cómo se engaña la vista con el cambio del horizonte!!.[/size][/color]Seguimos avanzando; pero un poco más lento, por la subida y por un viento cruzado e intenso que molesta un poco. El paisaje es muy lindo: Montañas de distintas alturas, colores varios, formaciones raras, etc.. Un poco antes de llegar al río San Juan, el camino comienza a bajar en “eses” suaves. Una vez cruzado el río, se sigue paralelo a él. El paisaje es también muy bueno. Por momentos el río está a poco desnivel de la ruta. Curvas y contracurvas, que hacen que, de inclinarse para un lado, hay que pasar a inclinarse para el otro, sin solución de continuidad. Si la ruta estuviese en mejor estado (la están reparando en varios tramos), sería de esas para “pistearla como un campeón”. [/size][/color]De repente, se nos abre el valle de Calingasta. En la bifurcación de entrada al pueblo, decidimos ir por la RP406. Elegimos esto para pasar por los pueblos y para tener una mejor perspectiva para ver las montañas. Cruzamos hacia la margen oeste del río Los Patos. Esta opción es más lenta, pero no nos defrauda. Vamos pasando por caseríos, vemos lugareños, chicos que van (o vienen) a la escuela, plantaciones y tenemos una excelente vista a las coloridas montañas. Miguel se detiene a sacar fotos y tenemos que esperarlo.[/size][/color]Queremos llegar a Barreal, lugar elegido para almorzar. Estoy casi seguro que venimos retrasados. Digo casi seguro, no porque haya podido ver la hora; sino porque mi hambre me lo está indicando. El reloj de la moto lo estoy llevando fuera de hora, de una vez que tuve que desconectar la batería; y para ponerlo en hora tengo que leer el manual; y el reloj de la muñeca es, entre campera y guante, casi imposible de ver.[/size][/color]Antes de cruzar nuevamente el río para retomar a la RN 149, ya podemos ver, a la derecha, a Barreal. Nuestro estómago se acelera, comienza a segregar más jugo gástrico, se aproxima el almuerzo. Subimos a la RN149, y a los pocos metros, control de Gendarmería. Nos hacen señas para que bajemos a la banquina y …. Tarjeta verde, carnet de conducir y seguro de la moto. – Uds. es peruano?. – Si. – Hace cuánto que vive en el país?. – 45 años. Después, las consabidas preguntas: Que de dónde son, que de dónde vienen, que para dónde van, etc.. Terminaron las preguntas….. Bien, ahora si no vamos a almorzar!. No…!. - Me puede abrir el baúl?.  [/size]- Si, como no. Solo a mi me revisaron todo, cosa por cosa, hasta me abrieron la caramañola para verificar que había agua adentro. Nunca me han hecho un control tan exhaustivo. Capaz que no doy el “physique du role” con la documentación.
Ahora si!!. A comer!!. Llegamos a una estación de servicio que tiene un comedor y entramos como chancho a las batatas. Hace calor y decidimos comer afuera. Después de un rato, nos traen la comida e inmediatamente aparece un enorme San Bernado que, por ahora pacífico, nos mira fijo. Va…., en realidad no nos mira a nosotros, mira nuestros platos. La cabeza del perro es más grande que un futbol. En una pelea, cuerpo a cuerpo, perdemos mal. En un intento de marcar territorio; Miguel, sin descuidar el plato obvio, lo mira fijo. No se si le gruñó o, a lo Tony Kamo, le dijo “te duermes”; pero inmediatamente el perro se fue, se acostó en la puerta del local (la gente tenía que saltarlo para entrar o salir), y se durmió. Lo que hace el hambre.[/font]
[/size]El plan original era, después de comer, ir al hotel a descargar las cosas, refrescarse, descansar un poco y, recién después, así alivianados, volver a salir para ir al Parque Nacional El Leoncito. Si los re-arranques nos cuestan, no quiero saber los re-re-arranques; lo meditamos un poco, y cambiamos el plan. Nos vamos así como estamos.
[/size][/color]Salimos hacia el sur por la RN149 y comenzó a sentirse el viento. Llegamos a la bifurcación para entrar al parque y, en el cartel de bienvenida, nos sacamos las fotos correspondientes. Ahora vamos subiendo, en línea recta, hacia la Sierra del Tontal. Se acaba el asfalto. Nos metemos dentro de la quebrada de un arroyo. Comienza a aparecer vegetación más verde, árboles y animales. En un momento llegamos a los que es la recepción del parque. Vemos gente subiendo a una combi. En la recepción nos dan la información del parque y unos folletos. Nos dicen que, si nos apuramos un poco, podríamos alcanzar la combi que se fue recién, que va a la visita guiada del observatorio. Subimos a las motos y apuramos el tranco. Todo lo intermedio lo pasamos por alto; lo veremos a la vuelta. Llegamos al observatorio, justo antes que el contingente ingrese. Resulta ser un contingente de periodistas de medios gráficos, enviados por Turismo de la Nación, para que hagan promoción del parque (ahí se nos viene a la memoria lo del eclipse en el 2019). Afuera hace calor, pero adentro del observatorio está fresco. Algunos, hasta se ven obligados a abrigarse. No se si es que le pusieron más onda porque era para los periodistas, pero la visita estuvo muy buena, muy explicativa y muy educativa. No les cuento nada para que el que vaya no pierda la sorpresa; pero como dato curioso, nos dijeron que el observatorio fue inaugurado, en 1986, por Alfonsín; y que el avión presidencial aterrizó en la pampa El Leoncito.[/size]
Bajando, visitamos unas cascadas. Hay que caminar un poco, y por el calor, Miguel protestó todo el recorrido. No se animó a dejar colgada, en la moto, la campera. Gabriel y yo, si las dejamos.[/font]
[/size]Regresamos a Barreal, vamos al hotel (a una ecoposada) y nos desparramamos en las camas a descansar.
[/size]Nos preparamos y nos vamos a cenar. Primera vez que vamos a usar las motos para ir. Estamos un poco alejados de la civilización. Todos vamos con poco abrigo, está agradable la temperatura. Cenamos, y a la vuelta al hotel no vamos a más de 50 km/h, porque no se aguantaba el frío. Es increíble la amplitud térmica.
[/size]Al sobre….. y mañana será otro día.
No vine a este mundo para ser perfecto, vine para ser feliz

Desconectado Cocoliso

  • Full Member
  • ***
  • Mensajes: 193
  • Desde: Beccar
Re:Vuelta por Cuyo del 01/09 al 09/09/18
« Respuesta #15 : septiembre 28, 2018, 19:28:15 pm »
impecable como lo contás!!!!
un hermoso viaje.
disfrutenlo!!!


Desconectado Cancorcha

  • Full Member
  • ***
  • Mensajes: 217
  • Desde: General Deheza - Córdoba
Re:Vuelta por Cuyo del 01/09 al 09/09/18
« Respuesta #16 : octubre 10, 2018, 17:06:07 pm »
Perdón por la demora, el trabajo me ha tenido a las cachetadas
DIA 6:
[/size]Hoy debería ser un día tranqui. En total, estamos pensando en hacer solo unos 250 km en todo el día; así que, no hay por qué apurarse. Desayunamos sin prisa, también sin prisa armamos las motos y sin prisa salimos.
[/size]Vamos hacia la Pampa El Leoncito. Dejamos esta visita para horas de la mañana, para que no hubiera viento; o por lo menos, que no hubiera tanto. Recorremos los kilómetros para llegar, disfrutando del paisaje. Cielo celeste impecable, cumbres nevadas, montañas de innumerables colores y terreno agreste. Un caleidoscopio de colores. Muy lindo. No nos podemos resistir, y nos vemos obligados a detener las motos y sacar algunas fotos.
[/size]Llegamos a La Pampa y nos sorprende un cartel que dice que es propiedad privada, y que hay que pedir permiso para entrar (vía una página web o de un mensaje de texto), filmar o lo que sea. Ahí no tenemos señal de celular; por lo que, respiramos hondo e ingresamos. Ya veremos después qué pasa si alguien no increpa; de todas maneras, no pensamos hacer ningún daño, ni tenemos chance de romper nada. No debe ser tan grande la cagada a pedos, que no nos permita zafar poniendo, sin gran esfuerzo de nuestra parte, nuestra mejor cara de pelotudos.
[/size]En la pampa, como chicos, andamos sin rumbo, aleatoriamente, zigzagueantes, nos filmamos, nos sacamos fotos, jugamos con las ilusiones ópticas, etc.; en definitiva…. boludeamos por un rato.
[/size]Nos volvemos a subir a la RN 149, ahora con destino a Uspallata. Al cruzar el límite con Mendoza, se acaba el asfalto y comienza un ripio relativamente áspero, con piedras sueltas; no obstante, se puede ir a ritmo alegre. Las piedras pin, pun, pan en el cubrecarter. Ya se ha levantado algo de viento. La fila india se alarga, porque los que vienen atrás no se quieren comer la tierra del que va adelante. De repente aparecen los manchones de guadal (“fes fes” para los del Dakar). Tirar el peso para atrás y acelerar. Algunos sustos por el andar caprichoso de la rueda delantera. La cosa empeora cuando aparecen, separados entre si, tres camiones de frente. Cuando pasan al lado, la tierra que viene para nuestro lado, gracias al viento. No podemos ver ni a cinco metros, prácticamente hay que detener la marcha. No veo a ninguno por los retrovisores. Me pregunto, cómo vendrá Miguel?. No es el momento, ni el lugar, para parar. Sigo avanzando y de repente…. De nuevo el asfalto. Paro inmediatamente a esperar que se reagrupe la tropa; mientras tanto me sacudo la tierra y tomo agua (tengo la boca como si me hubiese tragado un puñado de portland). Primero aparece Gabriel. No se si en este, o en algún otro ripio de los que hicimos, las piedras le han roto el protector o guía de la cadena. En realidad, le ha quedado solo la mitad. Entre las nubes de tierra, parado sobre los estribos, aparece Miguel. Todo blanco, parece un gato de panadería. Se sacude y levanta polvareda. Lo felicitamos porque pensábamos… en ésta se le complica!, y Miguel se las arregla y siempre aparece.
[/size]La historia de Miguel con las motos es relativamente reciente, data de tan solo 5 años. Yo tuve moto hasta los veintipico; y luego, por esas cosas de la vida, no volví a tener otra. Cuando cumplo 50, decido autoregalarme una Falcon. En Octubre de ese año, en una conversación, le digo a Miguel: Comprate una moto, así salimos a dar vueltas juntos. Le gustó la idea; así que, en enero, estando de vacaciones, recibo su llamado y me dice:
[/size]- Me compré la moto!.
[/size]- Ah, qué bueno!, ¿qué te compraste?.
[/size]- Una Vstrom 650.
[/size]- ¡Que motón!. ¿Por qué te compraste esa?.
[/size]- Entré a internet y puse: La mejor moto para viajar; y me salió esa!.
[/size]- Y vos, tuviste moto alguna vez?
[/size]- No, nunca…
[/size]
[/size]Esos fueron los comienzos de Miguel; y verlo ahora sortear las peripecias de los caminos, con moto y cubiertas no tan adecuadas, es para felicitar.
[/size]Un par de kilómetros antes de llegar a Uspallata, visitamos unas bóvedas que se encuentran a la derecha del camino. Son tres hornos de fundición de metales, con cúpulas con forma de huevos, de adobe, prolijamente restauradas, de la época de los jesuitas. Además, adentro, hay un pequeño museo. Vale la pena la parada.
[/size]Llegamos a Uspallata y vamos directo a la estación de servicio; y de sobrepique caemos en un comedor a devorarnos unas milanesas. Es increíble, pero a esta hora del día…. Hace hambre.
[/size]Retornamos nuevamente al camino con destino a Villa Vicencio. La primera parte transcurre sobre un asfalto un poco deteriorado, con pozos aislados. Afortunadamente, para las motos son esquivables. Luego comienza el ripio, las ondulaciones, las curvas suaves; todas cosas que se van incrementando. El ripio comienza a tener piedras sueltas y serruchos, las ondulaciones pasan a ser cerros y las curvas suaves pasan a ser más cerradas. El viento comienza a jugar su papel. Así, tranquilos, llegamos a la parte más alta. Allí encontramos la cruz de Paramillo y tenemos, para un lado, una vista privilegiada del Aconcagua (cerro esquivo para dejarse ver, ya que no está solo); y vemos, hasta que desaparece por la bruma, una gran llanura para el otro.
[/size]En el afán de mejorar nuestra vista, vemos que siguiendo el mismo camino, hay unas antenas en un cerro más alto. Nos dirigimos hacia allí para ver y sacar fotos. Vamos subiendo y me encuentro con una barrera giratoria, sin candado. Luego llega Miguel. Cuando comienzo a hacer las maniobras para bajarme de la moto para abrir la barrera; mágicamente, sin ningún ruido, se abre sola. Ahí nomás, saco la pata, pongo primera y paso rápido; no vaya a ser que se vuelva. También aprovecha Miguel y Gabriel, que venía un poco más atrasado. No alcanza a pasar Gabriel que la barrera, otra vez sin ruido, se cierra nuevamente. Ay papá!!. Me vino a la memoria una de las tantas películas de terror que debemos haber visto, en las que un grupo de amigos se embarca en una aventura, de la que no los dejan salir; y en la que, perseguidos, van muriendo de a uno. Muy valientes los vagos, pero por las dudas, sacamos un par de fotos y rajamos. Afortunadamente la barrera se dejó abrir sin oponer resistencia.
[/size]Ahora comenzamos a bajar. Nos encontramos con algunas vicuñas o guanacos. Qué se yo, no los se distinguir de cerca, menos de lejos. Mientras más nos arrimamos al borde, más espectacular es la vista. Este es otro de los caminos que todo motero debe hacer; claramente se encuentra entre el top five. El camino va bajando, zigzagueante, por la ladera de la montaña. En un momento nos paramos, en lo que parece un mirador, a sacar fotos. Las vistas son alucinantes, el día además acompaña. De repente, se nos arrima un hermoso pájaro amarillo y azul (hincha de Boca parece); tan cerca como a 1,5 m, y se queda como diciendo: No es todo paisaje, nosotros también somos protagonistas. Le sacamos fotos, filmamos y no se iba. Cagamos, ya nos reclama propina por las fotos?. Habíamos tenido otro encuentro similar en el parque El Leoncito, entonces no era casualidad. Mierda que son confianzudos los pájaros por estos lares y hasta ya viven del turismo.
[/size]Seguimos bajando. Villavicencio… cerrado. No nos calienta demasiado, ya que los tres conocemos. Ahora estamos nuevamente sobre asfalto. El camino, poco a poco, se va enderezando, y con ello subimos la velocidad. El gps tiene como destino a Tulumaya, la idea es ir a dormir ahí; por lo que, antes de ni siquiera llegar a Las Heras, nos hace doblar a la izquierda, nos mete por unos suburbios y nos saca para la RN 40.
[/size]Hacemos los kilómetros que nos faltan y llegamos a Tulumaya. El hotel está, en una esquina, frente a la plaza; muy lindo y con cochera para las motos. En términos generales, la localidad nos impresionó como muy cuidad, limpia y ordenada.
[/size]Estamos en un tercer piso, la vista es agradable; pero algún H de P está haciendo un asado y el olor entra, por la venta del baño, directo a la habitación. Indignados, bajamos a la recepción del hotel para averiguar los datos del responsable y hacer una queja formal. Nos indican que el culpable sería un restó que se encuentra a dos negocios. Con toda la furia nos dirigimos allí y nos sentamos en una mesa a exigir que, a manera de indemnización, nos sirvan parte de lo que están haciendo chistar en la parrilla.
[/size]Después de la tercera insistencia para repetir, y un poco aturdidos a causa del vino, aceptamos las disculpas y nos damos por resarcidos. Partimos, como parte del camino hecho (zigzagueantes), hacia el hotel. Por las dudas, a causa del sobrepeso adquirido, decidimos subir solo de a dos en el ascensor. Llegados a la habitación, el olor ya ni lo sentimos.
No vine a este mundo para ser perfecto, vine para ser feliz

Desconectado gustavo46

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 1.231
  • Desde: Santa Fe
Re:Vuelta por Cuyo del 01/09 al 09/09/18
« Respuesta #17 : octubre 11, 2018, 07:21:19 am »
Excelente relato. !!!
Felicitaciones